Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Aceptar Cookies

vitaveris

– Vita Veris son personas –

La traducción del latín de estas dos palabras significa “la vida real” o “la vida verdadera”. Eso es lo que nosotros buscamos en nosotros mismos y en el planeta en este proyecto.

Hay varios motivos por los que iniciamos esta bonita aventura. Queríamos disfrutar de lo que hacemos, estar lo máximo posible en la naturaleza e intentar entenderla más. Queríamos que nuestra acción colaborase a cambiar el modelo que vivimos hacia algo más respetuoso con el medio ambiente, es decir, respetuoso con nosotros mismos. Queríamos que los alimentos fertilizados con nuestros productos estuviesen llenos de nutrientes saludables que nos hagan más resistentes a todas las enfermedades que, últimamente se están convirtiendo en algo demasiado preocupante. Y que incluso, alimentarnos con ellos, nos haga pensar diferente.

Podemos decir sin lugar a duda que, hasta hoy y a pesar de nuestra corta trayectoria, lo hemos conseguido. Disfrutamos a diario, vamos comprendiendo poco a poco la naturaleza que todos los días nos cuenta cosas, ponemos todo nuestro cariño en nuestra actividad, y estamos seguros que todas esas cosas no palpables ni cuantificables, acaban llegando al campo que se riega con nuestros fertilizantes y hasta la mesa del que se alimenta de lo que nos regalan esos cultivos.

No podemos acabar esta presentación sin mencionar una frase de nuestro maestro y amigo Jairo Restrepo.

“La naturaleza nos habla continuamente

pero somos tan arrogantes que queremos

oír la voz”

———————-
Jairo Restrepo
apto agricultura ecologica

Nuestros Biofertilizantes

Ponemos todo nuestro cariño en nuestra actividad y estamos seguros de que este aspecto no palpable ni cuantificable acaba llegando hasta el campo que se riega con nuestros fertilizantes

B. Multipropósito

Biofertilizante válido para todo tipo de vegetales. Este biofertilizante se puede utilizar para cualquier tipo de planta o cultivo, desde su uso en céspedes y plantas ornamentales hasta huerta, frutales o cualquier tipo de árbol. Contiene una gran variedad de elementos minerales, lo que hace válido este producto para su aplicación en cualquier momento de crecimiento o producción de la planta. Este producto se puede aplicar semanalmente. Recomendamos un mínimo de 3 aplicaciones por planta y año.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

B. Crecimiento Vegetativo

Biofertilizante para favorecer el crecimiento vegetativo de la planta. Este biofertilizante se debe utilizar en plantas en las que busquemos un crecimiento rápido de la parte vegetal. Puede utilizarse en plantas de hoja, en fases iniciales de crecimiento de la planta hasta antes del comienzo de la floración y en plantaciones nuevas de arbustos y árboles en las que queramos acelerar el crecimiento para llegar a producir fruto en menos años. Este producto se puede aplicar semanalmente. Recomendamos un mínimo de 3 aplicaciones por planta y año.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

B. Floración

Biofertilizante para favorecer la floración y el cuajado de fruto (transición de flor a fruto). Este biofertilizante se debe utilizar en plantas en las que busquemos una mayor floración (ornamentales o productivas) y en las que queramos que el mayor número de esas flores lleguen a ser fruto teniendo las menores pérdidas posibles. Este producto se debe aplicar semanalmente durante las dos o tres semanas previas a la fecha prevista de floración. En plantas ornamentales se puede aplicar continuamente.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

B. Llenado de Fruto

Biofertilizante específico para aumentar el llenado de frutos (semillas, frutas, frutos hortícolas…). Con este biofertilizante se busca el aumento de la producción al aumentar el calibre de la fruta o grano. Recomendamos hacer un mínimo de 2 ó 3 aplicaciones de este producto durante la fase de crecimiento de la fruta. Se puede aplicar semanalmente.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

Impartimos cursos de formación

en las siguientes áreas

 

 

1

ELABORACIÓN DE PREPARADOS PARA EL SUELO Y LAS PLANTAS*, PELETIZACIÓN DE SEMILLAS, ETC

*biofertilizante, caldos minerales, fertilizantes sólidos…

2

ALIMENTACIÓN Y CUIDADO ANIMAL PARA MEJORAR CALIDAD Y RENDIMIENTO

3

REPRODUCCIÓN DE HONGOS PARA CONTROL DE PLAGAS Y DIFERENTES USOS AGRÍCOLAS

4

REPRODUCCIÓN DE HONGOS PARA BIORREMEDIACIÓN:

filtración • descontaminación de ríos, suelos, purines… • regeneración de zonas muertas • aceleración de descomposiciones • usos medicinales, alimentación…

 

formacion1

formacion2

formacion3

formacion4

“SI EL LIBRO Y EL RUISEÑOR NO DICEN LO MISMO, ESCUCHA AL RUISEÑOR”

CONSIDERAMOS QUE LAS TENDENCIAS PRODUCTIVAS ACTUALES NOS HAN LLEVADO A UNOS MODOS DE PRODUCCIÓN MUY SEPARADOS DE LA NATURALEZA Y DE LA MANERA QUE ÉSTA TIENE DE HACER LAS COSAS.

————————————————————-
Asesoramos a agricultores, ganaderos, granjas escuelas, pequeños cultivos para, con pequeños cambios, hacer que sus cultivos y animales sean más sanos y que su rentabilidad y disfrute sean mayores.
Luz Juanmartiñena,
productora de cereal
y aceite de oliva ecológico
'La Corraliza de
Don Pablo'

RELLENA ESTE

FORMULARIO Y TE INDICAREMOS

CÓMO PUEDES CONSEGUIR

NUESTROS PRODUCTOS

Nombre*

Apellidos*

Dirección

C.P.*

Localidad

Provincia

Teléfono*

e-mail*

Comentarios

También puedes encontrar nuestros productos en:

Alfeflor


 

 

 

VITAVERIS 13 febrero, 2017
Introduce tu e-mail para recibir las noticias del blog --->

VITAVERIS 19º PREPARO MI CASITA

PREPARO MI CASITA

¿Qué condiciones tiene que tener un suelo para que los microorganismos funcionen mejor?

El primer paso consiste en comprender que, en un medio natural,  las plantas se alimentan gracias a la interacción que se produce entre ellas y los microorganismos del suelo. A partir de aquí sólo queda propiciar las condiciones ideales para ellos.

Condiciones ideales para optimizar la labor de los microorganismos del suelo:

  • Alimento. Es el primer elemento para que cualquier ser del planeta pueda sobrevivir. Los microorganismos se alimentan de la materia orgánica (MO) del suelo, la procesan y la hacen, progresivamente, más asimilable por las plantas. Gracias a esa MO, los microorganismos consiguen la energía necesaria para reproducirse y crecer. Dependiendo de la complejidad de la MO, ésta llegará antes o más tarde a la planta. Por ejemplo, los polímeros complejos, como los restos de madera,  tardan más en procesarse y asimilarse, pero permanecen mucho más tiempo en el suelo. También hay que decir que, cuanto más variada sea esa MO, más variedad de microorganismos encontraremos en ese suelo. Ejemplos de MO: compost, estiércol, restos vegetales verdes (abono verde), paja de diferentes plantas, maderas biotrituradas…
  • Oxígeno. Los microorganismos benéficos del suelo necesitan oxígeno para estar activos y para poder establecerse. Un indicador de suelos compactados o encharcados son los microorganismos anaerobios (que trabajan sin oxígeno) que puedes detectarlos y observarlos al microscopio. Los suelos estructurados o esponjados son los que permiten la respiración y actividad microbiana que interesa en los suelos agrícolas.
  • Humedad. Todos los seres necesitan cierta humedad para funcionar correctamente. Lo mismo ocurre con los microorganismos. Para conseguir un valor estable de humedad utilizamos la MO. Una vez que los microorganismos han procesado esa MO, el suelo adquiere la capacidad de almacenar agua y, al mismo tiempo, de infiltrarla cuando se presenta  en exceso.
  • Temperatura estable. Hasta hace poco tiempo todos pensábamos que las temperaturas medias eran las más interesantes para una mayor actividad microbiana. De pronto, un artículo de investigación nos descubrió que, la mayor tasa de descomposición de MO no se da en selvas tropicales, como creíamos, sino bajo capas de nieve permanente. Este hecho me hace reflexionar y concluir que lo más interesante para la actividad microbiana en el suelo es la estabilidad (de temperatura, luz, humedad…) aunque, si es a temperaturas medias, mejor.
    Si las temperaturas cambian constantemente, los microorganismos trabajan más lentamente y  a trompicones. Aquellos que trabajan a determinadas temperaturas se paralizan, mientras arrancan los que trabajan a otras.

 

¿Cómo conseguir el mejor punto de partida en una parcela cuyo suelo no está en buenas condiciones y donde quieres plantar, por ejemplo, frutales?

  1. Haz un último laboreo e incorpora diferentes tipos de MO en ese suelo para crear una situación propicia (de momento artificial) para que los microorganismos puedan respirar y alimentarse. Esa materia orgánica también crea puentes térmicos que hace que la temperatura del suelo sea más estable.
  2. Si tienes la posibilidad, realiza un inóculo de microorganismos, lo más variado posible, para acelerar la revivificación de ese suelo.
  3. Siembra plantas que descompacten con sus raíces de diferentes maneras. Por ejemplo: mostaza + centeno + veza. Una vez que hayan crecido, córtalas y déjalas en superficie.
  4. Haz tu plantación de frutales a la vez o después de todo este proceso.
  5. Haz una siembra, lo más permanente posible, con trébol de larga duración (por ejemplo) o, si quieres, combínalo con otras cosas. La alfalfa es una opción válida aunque solo dura alrededor de 4 años. A veces, sobre esta cobertura, puedes producir más cosas si realizas una siembra directa en las calles, con máquina o pildorando las semillas al estilo Nendo Dango de Fukuoka. También puedes pastorear con ganado evitando que los animales estén más demasiado tiempo en la misma zona (consultar método racional Voisin o manejo holístico).
  6. Procura que la zona situada bajo los árboles esté siempre cubierta de MO en descomposición, como en un bosque de hoja caduca. Esta MO puede ser lo que has cortado en las calles, entre líneas de frutales, o algo que traigas del exterior como paja. Esto te evitará tener que desbrozar en esas zonas.
  7. Intenta no volver a compactar tu terreno. No lo pises demasiado con maquinaria, especialmente en momentos en los que el suelo esté demasiado húmedo.
  8. Si todo esto sucede pronto verás cosas interesantes bajo tus arboles (imagen 1)

Este esfuerzo, y gasto extra, se equilibrará con el aumento en la producción y con el descenso del uso de fertilizantes y fitoquímicos.

Una vez más hemos realizado el proceso de formación de un bosque, imitándolo y acelerándolo.

Ayer leí que en Navarra, casi la mitad de los agricultores tienen más de 65 años. Necesitamos gente nueva, con ilusión y con conocimiento en el campo.

¿Te animas?

Antes de decidirte, date un paseo por el bosque.

Seamos más bosque.

 

buscador