Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Aceptar Cookies

vitaveris

– Vita Veris son personas –

La traducción del latín de estas dos palabras significa “la vida real” o “la vida verdadera”. Eso es lo que nosotros buscamos en nosotros mismos y en el planeta en este proyecto.

Hay varios motivos por los que iniciamos esta bonita aventura. Queríamos disfrutar de lo que hacemos, estar lo máximo posible en la naturaleza e intentar entenderla más. Queríamos que nuestra acción colaborase a cambiar el modelo que vivimos hacia algo más respetuoso con el medio ambiente, es decir, respetuoso con nosotros mismos. Queríamos que los alimentos fertilizados con nuestros productos estuviesen llenos de nutrientes saludables que nos hagan más resistentes a todas las enfermedades que, últimamente se están convirtiendo en algo demasiado preocupante. Y que incluso, alimentarnos con ellos, nos haga pensar diferente.

Podemos decir sin lugar a duda que, hasta hoy y a pesar de nuestra corta trayectoria, lo hemos conseguido. Disfrutamos a diario, vamos comprendiendo poco a poco la naturaleza que todos los días nos cuenta cosas, ponemos todo nuestro cariño en nuestra actividad, y estamos seguros que todas esas cosas no palpables ni cuantificables, acaban llegando al campo que se riega con nuestros fertilizantes y hasta la mesa del que se alimenta de lo que nos regalan esos cultivos.

No podemos acabar esta presentación sin mencionar una frase de nuestro maestro y amigo Jairo Restrepo.

“La naturaleza nos habla continuamente

pero somos tan arrogantes que queremos

oír la voz”

———————-
Jairo Restrepo
apto agricultura ecologica

Nuestros Biofertilizantes

Ponemos todo nuestro cariño en nuestra actividad y estamos seguros de que este aspecto no palpable ni cuantificable acaba llegando hasta el campo que se riega con nuestros fertilizantes

B. Multipropósito

Biofertilizante válido para todo tipo de vegetales. Este biofertilizante se puede utilizar para cualquier tipo de planta o cultivo, desde su uso en céspedes y plantas ornamentales hasta huerta, frutales o cualquier tipo de árbol. Contiene una gran variedad de elementos minerales, lo que hace válido este producto para su aplicación en cualquier momento de crecimiento o producción de la planta. Este producto se puede aplicar semanalmente. Recomendamos un mínimo de 3 aplicaciones por planta y año.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

B. Crecimiento Vegetativo

Biofertilizante para favorecer el crecimiento vegetativo de la planta. Este biofertilizante se debe utilizar en plantas en las que busquemos un crecimiento rápido de la parte vegetal. Puede utilizarse en plantas de hoja, en fases iniciales de crecimiento de la planta hasta antes del comienzo de la floración y en plantaciones nuevas de arbustos y árboles en las que queramos acelerar el crecimiento para llegar a producir fruto en menos años. Este producto se puede aplicar semanalmente. Recomendamos un mínimo de 3 aplicaciones por planta y año.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

B. Floración

Biofertilizante para favorecer la floración y el cuajado de fruto (transición de flor a fruto). Este biofertilizante se debe utilizar en plantas en las que busquemos una mayor floración (ornamentales o productivas) y en las que queramos que el mayor número de esas flores lleguen a ser fruto teniendo las menores pérdidas posibles. Este producto se debe aplicar semanalmente durante las dos o tres semanas previas a la fecha prevista de floración. En plantas ornamentales se puede aplicar continuamente.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

B. Llenado de Fruto

Biofertilizante específico para aumentar el llenado de frutos (semillas, frutas, frutos hortícolas…). Con este biofertilizante se busca el aumento de la producción al aumentar el calibre de la fruta o grano. Recomendamos hacer un mínimo de 2 ó 3 aplicaciones de este producto durante la fase de crecimiento de la fruta. Se puede aplicar semanalmente.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

Impartimos cursos de formación

en las siguientes áreas

 

 

1

ELABORACIÓN DE PREPARADOS PARA EL SUELO Y LAS PLANTAS*, PELETIZACIÓN DE SEMILLAS, ETC

*biofertilizante, caldos minerales, fertilizantes sólidos…

2

ALIMENTACIÓN Y CUIDADO ANIMAL PARA MEJORAR CALIDAD Y RENDIMIENTO

3

REPRODUCCIÓN DE HONGOS PARA CONTROL DE PLAGAS Y DIFERENTES USOS AGRÍCOLAS

4

REPRODUCCIÓN DE HONGOS PARA BIORREMEDIACIÓN:

filtración • descontaminación de ríos, suelos, purines… • regeneración de zonas muertas • aceleración de descomposiciones • usos medicinales, alimentación…

 

formacion1

formacion2

formacion3

formacion4

“SI EL LIBRO Y EL RUISEÑOR NO DICEN LO MISMO, ESCUCHA AL RUISEÑOR”

CONSIDERAMOS QUE LAS TENDENCIAS PRODUCTIVAS ACTUALES NOS HAN LLEVADO A UNOS MODOS DE PRODUCCIÓN MUY SEPARADOS DE LA NATURALEZA Y DE LA MANERA QUE ÉSTA TIENE DE HACER LAS COSAS.

————————————————————-
Asesoramos a agricultores, ganaderos, granjas escuelas, pequeños cultivos para, con pequeños cambios, hacer que sus cultivos y animales sean más sanos y que su rentabilidad y disfrute sean mayores.
Luz Juanmartiñena,
productora de cereal
y aceite de oliva ecológico
'La Corraliza de
Don Pablo'

RELLENA ESTE

FORMULARIO Y TE INDICAREMOS

CÓMO PUEDES CONSEGUIR

NUESTROS PRODUCTOS

Nombre*

Apellidos*

Dirección

C.P.*

Localidad

Provincia

Teléfono*

e-mail*

Comentarios

También puedes encontrar nuestros productos en:

Alfeflor


 

 

 

VITAVERIS 30 enero, 2017
Introduce tu e-mail para recibir las noticias del blog --->

Jesús Ángel Eslava y Adelardo Paternain en Alava

CON LAS TRIPAS REVUELTAS…

La intervención del ser humano en el ámbito agrícola ha provocado que, el modelo de producción convencional que utilizamos, tenga poco que ver con lo que sucede en la naturaleza (cómo se alimenta  la planta, interacciona…). Esto significa que los alimentos producidos de un modo convencional, tienen una calidad nutricional menor que los producidos en un suelo vivo, con las consecuencias que esto tiene  para nuestra salud.

Hay ciertas prácticas que el ser humano ha asumido como imprescindibles, por ejemplo, el laboreo (mover la tierra). A continuación os presento algunos efectos negativos que se obtienen de mover o labrar la tierra con motocultor, arado…

EL LABOREO PROVOCA:

  • Muerte de microorganismos. Mover la tierra expone los microorganismos a condiciones ambientales que dificultan su supervivencia. Como consecuencia, parte de esa población desaparece. Recordemos que en un suelo no químico los microorganismos son los intermediarios entre el suelo y la planta, es decir, los encargados de alimentarlas.

 

  • Calentamiento global. Al arar, el carbono que hay en la tierra  (C) se expone al oxígeno atmosférico (O2), uniéndose a él, formando CO2, y concentrándose en la atmósfera.  Ese carbono es parte de la materia orgánica del suelo que tanto trabajo lleva a las plantas y al agricultor almacenar y proteger. Los cálculos más optimistas dicen que las prácticas agrícolas actuales (tan invasivas y dañinas para el medio ambiente) son las responsables del 25% del calentamiento global.

 

  • Compactación del suelo. Mover la tierra, especialmente cuando queda pulverizada por exceso de laboreo, favorece la compactación, ya que disminuye la cantidad de aire que hay entre las partículas de suelo. En contraposición, los microorganismos, la materia orgánica muerta (restos vegetales muertos, microorganismos muertos, microartrópodos muertos…) y la materia orgánica viva (principalmente raíces de plantas), crean espacios que permiten que el aire forme parte del suelo, es decir, lo descompacte (como una esponja). De esta forma, se  facilita la germinación de las semillas, la penetración de las raíces, la filtración de agua, la retención del agua necesaria y la respiración microbiana.

 

  • Pérdida de nitrógeno. Cuando un suelo se labra y se queda sin cobertura empiezan a trabajar un grupo de bacterias llamadas desnitrificantes que, al detectar que no hay plantas que se alimenten del nitrógeno que hay en el suelo, lo devuelven a la atmósfera en forma de gas N2 (dinitrógeno). De esta manera perdemos ese alimento tan importante que plantas y microorganismos han conseguido fijar en los suelos.

 

  • Pérdida de agua y tierra. La filtración de agua es menor. La cantidad de agua de lluvia que se infiltra en un bosque es, aproximadamente, de un 90%. El agua penetra en profundidad, forma ríos subterráneos, manantiales… y se va liberando lentamente a los ríos. La filtración en suelos labrados puede ser menor del 10%. Con la lluvia, estos suelos son prácticamente incapaces de absorber el agua. Las partículas finas de polvo, consecuencia del laboreo, sellan la tierra. El agua se escurre en exceso, arrastra tierra a su paso (con minerales, materia orgánica y microorganismos) y provoca impactos en los ríos. Recordemos que cada vez hay más inundaciones con la misma cantidad de lluvia. El agua apenas se infiltra y llega de golpe a los ríos. Podéis observar cómo tras las inundaciones hay gran cantidad de lodo proveniente de las escorrentías de suelos labrados.

Además, estos lixiviados, muchas veces son fertilizantes químicos y venenos, con las consecuencias que todos conocemos en ríos y mares.

Este video explica claramente esta situación: https://www.youtube.com/watch?v=oyiI22wR3s4

 

  • Elimina la cobertura superficial del suelo. Esta cobertura puede ser vegetal viva o materia orgánica muerta (restos vegetales) y es necesaria para proteger, estabilizar y mejorar las características de nuestros suelos.  

 

CÓMO LABOREA LA NATURALEZA
En la naturaleza, las lombrices, artrópodos y raíces son especialistas en hacer este trabajo de laboreo, de forma más eficiente.

Si observamos y comprendemos el proceso de regeneración de suelos que realiza la naturaleza,  podremos crear las condiciones necesarias para acelerarlo.

En próximos posts os explicaremos casos concretos para saber cómo hacerlo en diferentes cultivos.

Observa, estudia, reflexiona, siente y después, decide.

No siempre es necesario sumar, a veces “no restar” es un buen comienzo.

Seamos más bosque

buscador