Post Image

La primavera y el otoño son los momentos del año más propicios para la aparición de la mayoría de plagas fúngicas (de hongos). Los que sois aficionados a las setas sabéisque estas dos estacionesson las mejores para la recogida de setas, ¿verdad?

y… ¿Por qué salen más setas?

Porque se cumplen las condiciones climáticas idóneas para el desarrollo de la mayoría de organismos del planeta. Temperaturas medias y humedad.
Las setas son el fruto de un tipo de hongos llamado basidiomicetos y necesitan que estas condiciones, de temperatura y humedad, se den en el suelo.
En primavera, el suelo se va calentando tras el invierno, y las lluvias primaverales aportan esa humedad necesaria. En otoño, el suelo viene caliente del verano y las lluvias de otoño favorecen el desarrollo de este tipo de hongos.

Pero, ¿por qué en las plantas, la mayor incidencia de plagas, se da en primavera?

En primavera se da el arranque de la planta tras la parada invernal y la tasa de crecimiento es altísima. Inicialmente, las plantas cogen las reservas energéticas que ha guardado en sus raíces. Cuando empiezan a salir las hojas, ya puede transformar la luz solar en energía, gracias a la fotosíntesis, y prescinde delos recursos energéticosde la raíz, que se acaban rápidamente.

¿Cómo se desarrolla este veloz proceso de crecimiento? La planta convierte el nitrógeno en aminoácidos, y los aminoácidos, en proteína.

Si esa fase de transformación no se da correctamente, la planta seguirá creciendo,pero ese nitrógeno, estará en forma de aminoácidos que serán fáciles de procesar y digerir por microorganismos e insectos… Serán demasiado accesibles para las plagas. En cambio, si el proceso finaliza de forma adecuada, la proteína, al ser más compleja que el nitrógeno libre y los aminoácidos, será mucho más inaccesible.

¿Cómo protegemos a la planta?Nosotros trabajamos de dos formas…
1.Activamos sus defensas a través de sustancias que fortalecen y capacitan a la planta para defenderse de la plaga.
2. Facilitamos el proceso de transformación del nitrógenoen proteína. Por diferentes motivos, a veces la planta no cuenta con todos los elementos (organicos y/o minerales) necesarios para que ese proceso se realice correctamente. Por esta razón, los aplicamos nosotros.
Entonces, la plaga, para alimentarse, tiene que esforzarse mucho más por romper esa proteína (proteolisis), en muchos casos ni siquiera será capaz de hacerlo, y no se extenderá ni será un problema.

En resumen: Nutrimos y estimulamos a la planta. Trabajamos favoreciendo procesos inmunológicos. No necesitamos matar nada,aunque ya esté presente en la planta.

Al igual que en los seres humanos, un equilibrio mineral, vitamínico y proteico, va unido a la salud.

Todavía hay mucha gente que no se explica cómo pueden funcionar tan bien y mejorar la producción, unos productos que simplemente nutren…

El bosque, donde no ha intervenido el hombre, raramente sabe de plagas y no necesita venenos…

Soyons plus forêt.

Siguiente
¿Llegan Heladas?…