Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Aceptar Cookies

vitaveris

– Vita Veris son personas –

La traducción del latín de estas dos palabras significa “la vida real” o “la vida verdadera”. Eso es lo que nosotros buscamos en nosotros mismos y en el planeta en este proyecto.

Hay varios motivos por los que iniciamos esta bonita aventura. Queríamos disfrutar de lo que hacemos, estar lo máximo posible en la naturaleza e intentar entenderla más. Queríamos que nuestra acción colaborase a cambiar el modelo que vivimos hacia algo más respetuoso con el medio ambiente, es decir, respetuoso con nosotros mismos. Queríamos que los alimentos fertilizados con nuestros productos estuviesen llenos de nutrientes saludables que nos hagan más resistentes a todas las enfermedades que, últimamente se están convirtiendo en algo demasiado preocupante. Y que incluso, alimentarnos con ellos, nos haga pensar diferente.

Podemos decir sin lugar a duda que, hasta hoy y a pesar de nuestra corta trayectoria, lo hemos conseguido. Disfrutamos a diario, vamos comprendiendo poco a poco la naturaleza que todos los días nos cuenta cosas, ponemos todo nuestro cariño en nuestra actividad, y estamos seguros que todas esas cosas no palpables ni cuantificables, acaban llegando al campo que se riega con nuestros fertilizantes y hasta la mesa del que se alimenta de lo que nos regalan esos cultivos.

No podemos acabar esta presentación sin mencionar una frase de nuestro maestro y amigo Jairo Restrepo.

“La naturaleza nos habla continuamente

pero somos tan arrogantes que queremos

oír la voz”

———————-
Jairo Restrepo
apto agricultura ecologica

Nuestros Biofertilizantes

Ponemos todo nuestro cariño en nuestra actividad y estamos seguros de que este aspecto no palpable ni cuantificable acaba llegando hasta el campo que se riega con nuestros fertilizantes

B. Multipropósito

Biofertilizante válido para todo tipo de vegetales. Este biofertilizante se puede utilizar para cualquier tipo de planta o cultivo, desde su uso en céspedes y plantas ornamentales hasta huerta, frutales o cualquier tipo de árbol. Contiene una gran variedad de elementos minerales, lo que hace válido este producto para su aplicación en cualquier momento de crecimiento o producción de la planta. Este producto se puede aplicar semanalmente. Recomendamos un mínimo de 3 aplicaciones por planta y año.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

B. Crecimiento Vegetativo

Biofertilizante para favorecer el crecimiento vegetativo de la planta. Este biofertilizante se debe utilizar en plantas en las que busquemos un crecimiento rápido de la parte vegetal. Puede utilizarse en plantas de hoja, en fases iniciales de crecimiento de la planta hasta antes del comienzo de la floración y en plantaciones nuevas de arbustos y árboles en las que queramos acelerar el crecimiento para llegar a producir fruto en menos años. Este producto se puede aplicar semanalmente. Recomendamos un mínimo de 3 aplicaciones por planta y año.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

B. Floración

Biofertilizante para favorecer la floración y el cuajado de fruto (transición de flor a fruto). Este biofertilizante se debe utilizar en plantas en las que busquemos una mayor floración (ornamentales o productivas) y en las que queramos que el mayor número de esas flores lleguen a ser fruto teniendo las menores pérdidas posibles. Este producto se debe aplicar semanalmente durante las dos o tres semanas previas a la fecha prevista de floración. En plantas ornamentales se puede aplicar continuamente.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

B. Llenado de Fruto

Biofertilizante específico para aumentar el llenado de frutos (semillas, frutas, frutos hortícolas…). Con este biofertilizante se busca el aumento de la producción al aumentar el calibre de la fruta o grano. Recomendamos hacer un mínimo de 2 ó 3 aplicaciones de este producto durante la fase de crecimiento de la fruta. Se puede aplicar semanalmente.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

Impartimos cursos de formación

en las siguientes áreas

 

 

1

ELABORACIÓN DE PREPARADOS PARA EL SUELO Y LAS PLANTAS*, PELETIZACIÓN DE SEMILLAS, ETC

*biofertilizante, caldos minerales, fertilizantes sólidos…

2

ALIMENTACIÓN Y CUIDADO ANIMAL PARA MEJORAR CALIDAD Y RENDIMIENTO

3

REPRODUCCIÓN DE HONGOS PARA CONTROL DE PLAGAS Y DIFERENTES USOS AGRÍCOLAS

4

REPRODUCCIÓN DE HONGOS PARA BIORREMEDIACIÓN:

filtración • descontaminación de ríos, suelos, purines… • regeneración de zonas muertas • aceleración de descomposiciones • usos medicinales, alimentación…

 

formacion1

formacion2

formacion3

formacion4

“SI EL LIBRO Y EL RUISEÑOR NO DICEN LO MISMO, ESCUCHA AL RUISEÑOR”

CONSIDERAMOS QUE LAS TENDENCIAS PRODUCTIVAS ACTUALES NOS HAN LLEVADO A UNOS MODOS DE PRODUCCIÓN MUY SEPARADOS DE LA NATURALEZA Y DE LA MANERA QUE ÉSTA TIENE DE HACER LAS COSAS.

————————————————————-
Asesoramos a agricultores, ganaderos, granjas escuelas, pequeños cultivos para, con pequeños cambios, hacer que sus cultivos y animales sean más sanos y que su rentabilidad y disfrute sean mayores.
Luz Juanmartiñena,
productora de cereal
y aceite de oliva ecológico
'La Corraliza de
Don Pablo'

RELLENA ESTE

FORMULARIO Y TE INDICAREMOS

CÓMO PUEDES CONSEGUIR

NUESTROS PRODUCTOS

Nombre*

Apellidos*

Dirección

C.P.*

Localidad

Provincia

Teléfono*

e-mail*

Comentarios

También puedes encontrar nuestros productos en:

Alfeflor


 

 

 

VITAVERIS 18 octubre, 2016
Introduce tu e-mail para recibir las noticias del blog --->

Huerto bosque biofertilizante vitaveris

EL HUERTO BOSQUE: UN MODELO DE HUERTA SIN LABOREO

Cuando entendemos la importancia que tienen los seres vivos en el suelo y la función insustituible que realizan alimentando a la planta, nos damos cuenta de cómo ciertas prácticas agrícolas, como el laboreo, le afectan negativamente. Pero… ¿cómo podríamos evitarlas?

Voltear la tierra (laboreo) perjudica la vida en el suelo. Altera el hábitat de los microorganismos benéficos (hongos, bacterias, protozoos…) y macroorganismos (lombrices, artrópodos) y los destruye, al igual que toda la labor que han desarrollado en ese suelo creando geles, agregados y diferentes tipos de estructuras. Estas estructuras evitan la compactación, permiten que los nutrientes se almacenen en ese suelo y facilitan la entrada del oxígeno que alimenta a los microorganismos y a la planta.

Te proponemos una manera de preparar un suelo de huerta para que nunca más necesites realizar laboreo.

Este proceso se puede afrontar de diferentes maneras y nosotros vamos, a pesar de que no siempre nos gusta hacer las cosas de esta manera, a por la más rápida, y en consecuencia, la más agresiva.

Si queremos recuperar el suelo con mayor rapidez, proponemos un último laboreo, lo más profundo que se pueda. En el caso de que el suelo esté descompactado y vivo no necesitaremos realizar este último laboreo y empezaremos directamente con el PASO 1. Según nuestra experiencia es rara la huerta que tiene estas condiciones

 

PASO 0. Incorporamos dentro del suelo, materia orgánica estructurante. Con esto me refiero a la materia orgánica que permite crear espacios de oxígeno dentro suelo. Por ejemplo, un lodo, tiene mucha materia orgánica pero carece de oxígeno entre partículas (es una materia orgánica muy fina que no consigue estructurar el suelo). Sin embargo, la cama de los animales (paja + mierda) consigue este propósito y además, constituye un excelente alimento para la planta.

En lo referente a materia orgánica hay que ser pacientes. Podemos decir que cuanto más tarda en descomponerse, más tarda en estar disponible para alimentar a la planta, pero es más difícil que desaparezca de nuestro suelo una vez descompuesto. Esto sucede con las maderas y biotriturados que terminan convirtiéndose en humus permanente. En cambio, si la materia orgánica se descompone rápidamente, sucede lo contrario. Alimenta a la planta a corto plazo pero desaparece con mayor velocidad de nuestro suelo.

Para conseguir la mezcla idónea deberíamos combinar ambos, como por ejemplo cama de animales y biotriturado. (Conviene exponer el biotriturado a algunas lluvias para que se lave un poco antes de ser incorporado al suelo.)

 

PASO 1. Sembramos abono verde en otoño. Realizamos una siembra de semillas anuales (semillas de plantas que sólo viven un año), lo más variada posible. Por ejemplo, centeno, veza, mostaza, avena, fenogreco, nabo forrajero…

Las raíces de estas plantas atraen microorganismos interesantes a nuestro suelo y, además, aportan nitrógeno, favoreciendo la descomposición del carbono presente en la materia orgánica añadida. Igualmente, descompacta el suelo con toda esa variedad de raíces creando espacios para la mejor infiltración de agua y oxígeno.

 

PASO 2. Cortamos el abono verde en primavera y lo dejamos en la superficie del suelo.

 

PASO 3. Plantamos la huerta y mantenemos en cobertura el abono verde que hemos desbrozado. Sin mover el suelo ni extraer las raíces del abono vede cortado, plantamos nuestra huerta. Quizás sea necesario apartar los restos del abono verde, lo mínimo necesario, para poder plantar.

 

PASO 4. Añadimos materia orgánica seca. Cuando la planta ha crecido ligeramente, añadimos una capa de materia orgánica seca como paja (15 centímetros) y/o biotriturado de maderas jóvenes y/o tela de yute (como los sacos de patatas o de café) también por encima. Cualquier combinación de estas 3 opciones es válida.  La planta habrá cogido cierta altura y no se quedará tapada con toda esa materia orgánica.

 

PASO 5. Añadimos biotriturado cada otoño. A partir de este momento sólo tendremos que  añadir biotriturado. Mirar en internet MRF (Materia Rameal Fragmentada) de ramas lo más jóvenes posible (menores de 7 centímetros de diámetro) ya que contienen lignina no polimerizada. Este es un alimento excelente para los hongos, para nuestro suelo y para nuestras plantas.

Esta madera triturada se puede inocular con determinado micelio de hongos que se puede comprar por internet. Está demostrado que aumenta la producción hortícola además de producir, si se dan las condiciones climáticas necesarias, setas de muy buena calidad culinaria. Estos hongos son por ejemplo hypsizygus ulmarius y stropharia rugosoannulata y se pueden comprar por internet.

 

PASO 6. Añadimos estiércol en primavera. Si se desea, se puede añadir una pequeña cantidad de estiércol (preferiblemente con paja) sobre la cobertura que ya tenemos en nuestra huerta.

Aunque lo explicaremos en detalle en próximos posts, la materia orgánica en superficie evita la perdida de agua del suelo, crea unas condiciones de temperatura y humedad estables que son idóneas para el crecimiento de la planta y para el trabajo de los microorganismos, evita el crecimiento de hierbas y al ir descomponiéndose supone un alimento continuo para el suelo.

 

PARA TERMINAR.

Lo ideal es destinar determinados espacios para las plantas y otras zonas para los pasillos por los que circulamos. De ahora en adelante, nunca más pisaremos en las zonas destinadas a las plantas.

Si deseas algún tipo de fertilización, puedes realizar abonados foliares de productos como nuestros biofertilizantes.

Si conseguimos un suelo vivo, y no lo alteramos, las rotaciones de cultivos se harán totalmente innecesarias. TODOS los suelos del planeta tienen elementos minerales suficientes para alimentar plantas. Para que esos minerales lleguen a la planta hace falta que los microorganismos los procesen. Llegados a ese punto, la reserva de alimento para la planta y su restitución continua por parte de los microorganismos hará que nunca se agote su alimento.

Si os paráis a pensar, hemos realizado un proceso de manera similar a la formación del suelo en el bosque… A veces basta con contemplar para conocer.

Seamos más bosque.

 

 

buscador