Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Aceptar Cookies

vitaveris

– Vita Veris son personas –

La traducción del latín de estas dos palabras significa “la vida real” o “la vida verdadera”. Eso es lo que nosotros buscamos en nosotros mismos y en el planeta en este proyecto.

Hay varios motivos por los que iniciamos esta bonita aventura. Queríamos disfrutar de lo que hacemos, estar lo máximo posible en la naturaleza e intentar entenderla más. Queríamos que nuestra acción colaborase a cambiar el modelo que vivimos hacia algo más respetuoso con el medio ambiente, es decir, respetuoso con nosotros mismos. Queríamos que los alimentos fertilizados con nuestros productos estuviesen llenos de nutrientes saludables que nos hagan más resistentes a todas las enfermedades que, últimamente se están convirtiendo en algo demasiado preocupante. Y que incluso, alimentarnos con ellos, nos haga pensar diferente.

Podemos decir sin lugar a duda que, hasta hoy y a pesar de nuestra corta trayectoria, lo hemos conseguido. Disfrutamos a diario, vamos comprendiendo poco a poco la naturaleza que todos los días nos cuenta cosas, ponemos todo nuestro cariño en nuestra actividad, y estamos seguros que todas esas cosas no palpables ni cuantificables, acaban llegando al campo que se riega con nuestros fertilizantes y hasta la mesa del que se alimenta de lo que nos regalan esos cultivos.

No podemos acabar esta presentación sin mencionar una frase de nuestro maestro y amigo Jairo Restrepo.

“La naturaleza nos habla continuamente

pero somos tan arrogantes que queremos

oír la voz”

———————-
Jairo Restrepo
apto agricultura ecologica

Nuestros Biofertilizantes

Ponemos todo nuestro cariño en nuestra actividad y estamos seguros de que este aspecto no palpable ni cuantificable acaba llegando hasta el campo que se riega con nuestros fertilizantes

B. Multipropósito

Biofertilizante válido para todo tipo de vegetales. Este biofertilizante se puede utilizar para cualquier tipo de planta o cultivo, desde su uso en céspedes y plantas ornamentales hasta huerta, frutales o cualquier tipo de árbol. Contiene una gran variedad de elementos minerales, lo que hace válido este producto para su aplicación en cualquier momento de crecimiento o producción de la planta. Este producto se puede aplicar semanalmente. Recomendamos un mínimo de 3 aplicaciones por planta y año.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

B. Crecimiento Vegetativo

Biofertilizante para favorecer el crecimiento vegetativo de la planta. Este biofertilizante se debe utilizar en plantas en las que busquemos un crecimiento rápido de la parte vegetal. Puede utilizarse en plantas de hoja, en fases iniciales de crecimiento de la planta hasta antes del comienzo de la floración y en plantaciones nuevas de arbustos y árboles en las que queramos acelerar el crecimiento para llegar a producir fruto en menos años. Este producto se puede aplicar semanalmente. Recomendamos un mínimo de 3 aplicaciones por planta y año.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

B. Floración

Biofertilizante para favorecer la floración y el cuajado de fruto (transición de flor a fruto). Este biofertilizante se debe utilizar en plantas en las que busquemos una mayor floración (ornamentales o productivas) y en las que queramos que el mayor número de esas flores lleguen a ser fruto teniendo las menores pérdidas posibles. Este producto se debe aplicar semanalmente durante las dos o tres semanas previas a la fecha prevista de floración. En plantas ornamentales se puede aplicar continuamente.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

B. Llenado de Fruto

Biofertilizante específico para aumentar el llenado de frutos (semillas, frutas, frutos hortícolas…). Con este biofertilizante se busca el aumento de la producción al aumentar el calibre de la fruta o grano. Recomendamos hacer un mínimo de 2 ó 3 aplicaciones de este producto durante la fase de crecimiento de la fruta. Se puede aplicar semanalmente.

apto agricultura ecologica

Descripción

Microbiología recogida en bosques antiguos y variados, que se encarga de llevar a cabo la fermentación.
Alimento para que esa microbiología pueda vivir y reproducirse, compuesta principalmente por azucares y proteína, todo ello libre de químicos.
Minerales para que la microbiología haga la misma función que hace con ellos en el suelo, es decir, prepararlos y transformarlos para que la planta los pueda absorber.

El origen de los minerales que utilizamos es, principalmente, polvo de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales.
El origen de los minerales que utilizamos es la roca. Alguno de ellos directamente en forma de harina de diferentes tipos de rocas que contienen una grandísima variedad de elementos minerales
Como todos sabéis, el origen de los suelos está en la roca que hace millones de años se fue disolviendo, gracias a los fenómenos meteorológicos y a la labor de la microbiología. Esta harina de roca, permitió la aparición de las primeras formas de vida vegetal y, tras la descomposición de éstas, la aparición del suelo (tierra).
Mantenemos estos productos en fermentación anaeróbica un mínimo de 3 meses, aunque en la mayoría de los casos supera los 6 meses.

El resultado final es un producto vivo que aporta microbiología sana, variada y equilibrada a las plantas.
Además incluye minerales (solubilizados) que están preparados por esa microbiología para que la planta los pueda absorber.
Esto nos hace pensar sobre lo que pasa con un suelo en el que perjudicamos la microbiología al utilizar herbicidas. Parte de esos minerales que están en el suelo no podrán ser asimilados por la planta ya que no habrá microbiología que los transforme para ella.

En la mayoría de los cultivos se aplican únicamente 3 elementos minerales (NPK, Nitrogeno, Fósforo y Potasio).
En nuestros productos se encuentra una amplia variedad mineral ya transformada por la microbiología para hacer que la planta crezca sana, equilibrada y completa.

Aplicación

• El resultado final es un producto líquido, de uso foliar, que se debe aplicar diluido en agua del 3 al 5%, es decir: de 3 a 5 litros de biofertilizante por cada 100 litros de agua ó de 300 a 500 mililitros de biofertilizante por cada 10 litros de agua.
• Se puede aplicar con sulfatadora, con atomizador de cualquier tamaño o incluso a través del riego por aspersión.
En este último caso recomendamos añadirlo en los últimos 3-5 minutos del riego. En riego por goteo se puede aplicar a diario diluido al 0,3%. Para uso ocasional regar diluido al 1%.

• Este producto, al igual que todos los de aplicación foliar, se absorbe principalmente por unos poros situados en el envés de la hoja (parte de abajo) llamados estomas. Estos estomas están cerrados en momentos de mucho calor para que la planta no se deshidrate por lo que intentaremos regar a última hora de la tarde, primera hora de la mañana o días con temperaturas moderadas, siempre que sea posible, ya que es entonces cuando los estomas estarán abiertos.

• Recomendamos realizar un mínimo de 3 aplicaciones por cultivo y año aunque éste es un producto que se puede utilizar cada 7 días.
• En extensiones grandes se recomienda aplicar de 15 a 20 litros por hectárea diluidos en 300 ó 400 litros de agua.
• Es interesante que utilicemos agua no clorada. Si el agua tiene cloro, perjudicaremos a la microbiología presente en el biofertilizante. La podemos conseguir de pozos, lluvia, ríos o simplemente dejándola un día al sol, permitiendo que el cloro se evapore y desaparezca.

• Se puede aplicar en cualquier momento sin importar cuándo se vaya a cosechar.

Características

• Biofertilizante libre de productos químicos de síntesis nocivos.

• Producto natural, sin riesgo de contaminación ni plazo de seguridad para el consumo.

• Válido para cualquier tipo de cultivo como huerta, frutales, cereal, etc.

• Producción limitada.

biofertilizantes

Impartimos cursos de formación

en las siguientes áreas

 

 

1

ELABORACIÓN DE PREPARADOS PARA EL SUELO Y LAS PLANTAS*, PELETIZACIÓN DE SEMILLAS, ETC

*biofertilizante, caldos minerales, fertilizantes sólidos…

2

ALIMENTACIÓN Y CUIDADO ANIMAL PARA MEJORAR CALIDAD Y RENDIMIENTO

3

REPRODUCCIÓN DE HONGOS PARA CONTROL DE PLAGAS Y DIFERENTES USOS AGRÍCOLAS

4

REPRODUCCIÓN DE HONGOS PARA BIORREMEDIACIÓN:

filtración • descontaminación de ríos, suelos, purines… • regeneración de zonas muertas • aceleración de descomposiciones • usos medicinales, alimentación…

 

formacion1

formacion2

formacion3

formacion4

“SI EL LIBRO Y EL RUISEÑOR NO DICEN LO MISMO, ESCUCHA AL RUISEÑOR”

CONSIDERAMOS QUE LAS TENDENCIAS PRODUCTIVAS ACTUALES NOS HAN LLEVADO A UNOS MODOS DE PRODUCCIÓN MUY SEPARADOS DE LA NATURALEZA Y DE LA MANERA QUE ÉSTA TIENE DE HACER LAS COSAS.

————————————————————-
Asesoramos a agricultores, ganaderos, granjas escuelas, pequeños cultivos para, con pequeños cambios, hacer que sus cultivos y animales sean más sanos y que su rentabilidad y disfrute sean mayores.
Luz Juanmartiñena,
productora de cereal
y aceite de oliva ecológico
'La Corraliza de
Don Pablo'

RELLENA ESTE

FORMULARIO Y TE INDICAREMOS

CÓMO PUEDES CONSEGUIR

NUESTROS PRODUCTOS

Nombre*

Apellidos*

Dirección

C.P.*

Localidad

Provincia

Teléfono*

e-mail*

Comentarios

También puedes encontrar nuestros productos en:

Alfeflor


 

 

 

VITAVERIS 31 marzo, 2017
Introduce tu e-mail para recibir las noticias del blog --->

VITAVERIS-22º-1ª-trebol-sin-acolchado-de-pajaVITAVERIS-22º-2ª-trebol-con-acolchado-de-pajaVITAVERIS-22º-3ª-trebol-blanco-casi-instalado

SÍ, EN EL CEREAL, SE PUEDE

Desde nuestro punto de vista, la agricultura y la ganadería se encuentran en un momento donde parece que la única opción es seguir las recetas. Casi todas esas recetas se reducen a “echa esto” o “echa lo otro”, o cualquier tema relacionado con maquinaria (laboreo, siembra…). Ambos tipos de recetas están vinculadas a los intereses de las empresas que nos venden los fertilizantes o venenos y la maquinaria.

Hoy vamos a hablar, brevemente, de un modelo desarrollado, entre otros, por Fukuoka para hacer un cultivo de cereal sobre cubierta vegetal. El objetivo no es quedarse con la receta sino comprender el funcionamiento y el fondo de la propuesta.

¿Qué buscamos con este método?
Os vamos a proponer un modelo en el que no son necesarios los herbicidas porque no hay espacio para que salgan plantas que hagan competencia a nuestro cultivo, ya que ese espacio está ocupado por el trébol. También será un cultivo donde la fertilización será cada vez más innecesaria, ya que el suelo acumulará nutrientes continuamente sin nuestra intervención, solamente gracias a las plantas de cobertura y a los microorganismos asociados. Igualmente será un cultivo donde el laboreo será innecesario, porque las raíces serán nuestros arados y evitarán que el suelo se compacte.

Este modelo es real y factible. Lo estamos realizando con una empresa familiar con la que llevamos un tiempo trabajando. Está situada en Arguedas (Navarra) y se llama El Alcaraván. En ella cultivan arroz, lentejas, garbanzos, centeno, trigo, etc. de producción ecológica. El hecho de encontrarse con personas en un proceso de cambio, de pensar, de reflexión, de entender el suelo… hace que nuestro trabajo sea de lo más cómodo y satisfactorio.

Elegir la cubierta vegetal
El objetivo es implantar una cubierta permanente. Para ello, hemos elegido el trébol blanco (trifolium repens). Nos interesa que sea de porte bajo para que no interfiera en el crecimiento de nuestro cultivo, principalmente en las primeras fases de crecimiento de la planta. Esta es una variedad de implantación más lenta que otras pero tiene la virtud de que es permanente, es decir, nunca más necesitaremos hacer una resiembra. Se propaga por estolones y semillas.

Cuándo y cómo sembrar la cubierta vegetal
Para realizar esta siembra el mejor momento es el verano-otoño. Lo idóneo es realizar una siembra con abonadora, con maquinaria de siembra directa (para quien pueda acceder a ella) o, para pequeñas superficies, a mano (a voleo). En este momento sería interesante añadir microorganismos o fertilizantes ricos en microorganismos.

Como podéis observar en las imágenes en febrero ya hay una gran diferencia en el crecimiento de la cubierta entre las zonas que tienen cobertura de paja y las que no tienen (imagen 1 y 2). Por eso, antes de sembrar, por ejemplo el trébol blanco, es interesante que el suelo esté cubierto con restos de paja o materia orgánica. Estaría bien que el cultivo previo a esta siembra produjese gran cantidad de paja como por ejemplo, el centeno. Así queda el trébol ya casi instalado (imagen 3).

Para mediados o finales de primavera el trébol debería estar totalmente establecido y podremos cultivar sobre él.

Proteger el trébol en verano con otro cultivo
En este momento recomendamos una siembra directa o a voleo, de girasol o, en el caso de que nos retrasemos un poco, de mijo o trigo sarraceno que son cultivos estivales interesantes. Este cultivo protegerá al trébol de las altas temperaturas del verano y de la exposición solar directa.

Terminado el verano, sembramos el cereal
Pasado el verano se recolecta el cultivo de verano y, cuando corresponda, se siembra el cereal que interese cultivar ese año. Se cosechará el mijo o trigo sarraceno y, lo antes posible, sembraremos el cereal con siembra directa, es decir, sin mover la tierra.

Después de cada cosecha, dejaréis los restos vegetales sobre el trébol, ya bien instalado, e intentaréis que en la época más cálida haya un cultivo que le proteja ligeramente de las condiciones extremas.

¿Por qué trébol blanco?
Como bien sabéis el trébol es una leguminosa y fija nitrógeno de la atmósfera gracias a los microorganismos asociados a sus raíces. Como hemos dicho antes esta es una variedad de porte bajo que interferirá poco con el crecimiento de nuestro cultivo pero, en el caso de que el trébol se encuentre muy vigoroso, sería interesante hacer un desbroce o un pastoreo antes de la siembra del cereal.

Beneficios de este modo de cultivo

  • La fijación que realiza el trébol en el suelo de nitrógeno, carbono y otros elementos es continua.
  • La temperatura del suelo es más uniforme creando condiciones estables para el mejor crecimiento de la planta.
  • La evaporación del agua del suelo es menor por lo que la planta siempre tendrá una mayor y más constante humedad.
  • No es necesario usar herbicidas o realizar laboreos para controlar las hierbas que puedan interferir en nuestro cultivo.
  • La compactación es mucho menor ya que las raíces permanentes del trébol y los microorganismos asociados a ellas son mini-arados que continuamente mueven el suelo.
  • Las producciones son altísimas, llegando a superar producciones convencionales. Se han reportado producciones, tras años siguiendo este método de cultivo, de 8.000 a 10.000 kilos de cereal por hectárea.
  • El gasto en laboreo desaparece ya que nunca más moveremos la tierra.
  • Los gastos en fertilización disminuyen considerablemente ya que el trébol aporta continuamente alimento para la planta. Se podrá añadir algo de estiércol animal y biofertilizantes foliares.
  • La calidad nutricional del cultivo así como la proteína y el peso específico mejora considerablemente.
  • Tras cosechar, el trébol se puede pastorear con el ganado.

En el siguiente post os enseñaremos a pildorar o peletizar semillas para hacer una siembra sencilla a mano, o con abonadora, y expondremos una manera especial de producir varias cosechas anuales en una misma superficie.

Como ya hemos hablado muchas veces, al igual que hace el bosque, debemos proteger a “los trabajadores que habitan el suelo”, de todos los trastornos, molestias y alteraciones posibles. Qué mejor manera que dejar de moverlos y ponerles un sombrero…

Seamos más bosque.

buscador